El Kitsune del antiguo bosque

Hace siglos, en un antiguo y misterioso bosque de Japón, vivía una belleza pura y bondadosa llamada Aya. La tranquilidad del bosque solo era interrumpida por el susurro de las hojas y el rumor de un río cristalino que serpenteaba entre los árboles centenarios. Aya, madre amorosa, cuidaba con devoción a su hijo pequeño, Hiroshi. Sin embargo, una fatídica tarde, la tragedia cayó sobre ellos.

Las aguas del río, aparentemente apacibles, rugieron con ferocidad y, en un instante, Hiroshi fue arrastrado por la corriente implacable. Desesperada, Aya se lanzó valientemente tras él, pero la fuerza del río no dio tregua. Ambos fueron arrastrados hacia la oscura profundidad acuática, y la vida de Aya se desvaneció en un último suspiro.

La tragedia resonó en el bosque, las lágrimas de Hiroshi conmovieron al río y el viento escuchó su lamento. Así el alma de Aya se elevó entre los árboles y se posó en un joven zorro. El renacido Kitsune ahora protegería el bosque que una vez fue su hogar, ayudando a los perdidos a encontrar su camino, pero también castigando implacablemente a aquellos que osaran maltratar su amado entorno.

La dualidad de Aya se manifestaba en sus acciones. Para los perdidos, ella era una guía benevolente, una luz en la oscuridad. Pero para aquellos cuyas acciones amenazaban la armonía del bosque, Aya se volvía una sombra vengativa, desatando su furia en forma de tormentas, ilusiones aterradoras y castigos implacables.

Con el paso de los siglos, el Kitsune acumuló hasta nueve colas, cada una simbolizando un grado más alto en su astucia y desarrollo espiritual. Su figura, una mezcla de gracia y terror, se convirtió en una leyenda que susurraban en los alrededores del bosque. Se decía que aquellos que veían sus nueve colas brillando en la penumbra eran bendecidos con sabiduría, pero también advertían que el encuentro con el Kitsune era un recordatorio de la fragilidad humana y la necesidad de respetar la naturaleza.

Ver mascara Kitusne de Voudou

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados